Etiquetas

viernes, 10 de agosto de 2012

Vikingos del siglo XXI en Scania y comida sueca en Skanörs Fiskrögeri en la península de Falsterbo

La costa oeste de Suecia es, en general, una de las más atractivas del país y uno de los centros de veraneo más importantes. A lo largo del litoral hay infinidad de pequeñas ciudades y pueblos, entremezclados con las grandes granjas situadas en la provincia de  Scania. Allí aconsejamos acercarse a la península, que se encuentra en el punto extremo suroccidental, con dos pequeñas localidades para visitar, Falsterbo y Skanör, situada a 30 kilómetros de Malmo. Skanor es una ciudad medieval que atrae turistas que buscan buenas playas y un lugar de pesca, ya que está ubicado en una área estratégica del Mar Baltico. En la península hay un lugar donde se respira la atmósfera original de la era vikinga, la Reserva de Foteviken, un poblado formado por 22 casas vikingas y medievales, y rodeado por una empalizada. Fue construido por un grupo de particulares que las suelen utilizar como segunda residencia, principalmente en época veraniega. Cuando están allí viven, visten y actúan como auténticos vikingos , por lo que es justo que Foteviken se reivindique a sí misma como el único poblado vikingo que existe actualmente. Foteviken también cuenta con un museo sobre la era vikinga.
Todos los años se realiza en el poblado un gran mercado, que atrae a turistas de Alemania, Polonia y Rusia, ya que hay muchos descendientes de vikingos repartidos por toda Europa. Aunque Foteviken se puede visitar durante todo el año, es más recomendable hacerlo en verano que es cuando las casas están habitadas y se organizan actividades. Para comprender la reserva vikinga de Foteviken hay que remontarse hasta 1987, cuando se fundó la Asociación SVEG, dedicada a la investigación arqueológica marina en la península de Falsterbo. Pocos años después, los miembros de la asociación empezaron a trabajar con la idea de revivir un pueblo vikingo, convirtiéndose ellos en sus primeros habitantes. En el año 2001 se vieron preparados para reconstruir una comunidad vikinga. Cada uno asumió un lugar en la estructura social y comenzó a desarrollar sus habilidades como carpintero, constructor, músico, tejedor, marinero, alfarero, orfebre, herrero… Reprodujeron también la estructura social con sus guerreros, hombres y mujeres libres, comerciantes y esclavos (éste es el estatus de los novatos en la comunidad), e instituciones como el consejo de ancianos. Pero más sorprendente que la existencia en la actualidad de una comunidad es que no sea la única. Los vikingos han resucitado en forma de movimiento cultural.
Han fundado una Sociedad Vikinga Internacional cuyos 10.000 miembros se han reencontrado con un estilo de vida muy alejado del actual. Sólo unas decenas viven permanentemente en poblados, pero todos aprovechan los fines de semana y el verano para reunirse y comportarse como auténticos vikingos. Organizan mercados en diferentes lugares del territorio vikingo –países escandinavos y bálticos, Dinamarca, Islandia y Alemania– para vender el fruto de su trabajo y reencontrarse con los camaradas. Mujeres, hombres, ancianos, jóvenes y niños comparten experiencias y conocimientos. Pero ser vikingo en la actualidad no tiene que ver con un comportamiento bárbaro ni con saqueos. Son gente a la que le gusta el buen vivir aunque en las aldeas vikingas no se puede fumar; no está permitido ningún objeto posterior al siglo XII: ni teléfonos, ni relojes, ni carritos de bebé. No se puede utilizar maquillaje, ni gafas de sol, ni zapatos o ropa moderna. Se puede beber alcohol, pero sólo con cuernos y jarras de barro. El plástico está prohibido y no comen hamburguesas. Pero como los visitantes no son vikingos, tras la experiencia lo mejor es acercarse a comer a  Skanörs Fiskrögeri, Matställe & Butik en Skanör, una referencia culinaria asequible al bolsillo si se quiere tener una experiencia gastronómica que siga la tradición sueca. Se trata de una tienda y restaurante en el puerto del pueblecito donde, mirando al mar, puedes comer pescado ahumado, arenques en escabeche con pan, pates, encurtidos, pescado y marisco fresco, que también se pueden comprar para llevar a casa. Calidad, buenos vinos australianos o sudafricanos, y precios razonables para Suecia.

Skanörs Fiskrögeri
Hamnvägen, Skanörs Hamn
Skanör, Scania. Suecia
040-47 40 50

No hay comentarios:

Publicar un comentario